…Y de repente, todo cambió

Ilustración/// Cath Zúñiga

Por Fernanda Romo Buenrostro /// Ilustración Cath Zúñiga

De repente todas las preguntas cambiaron, todos los planes se detuvieron y las prioridades dejaron de serlo.

Zacatecas (07- 06-2020).- El 14 de marzo, último fin de semana previo a la Jornada de Sana Distancia, se escuchaba mucho del coronavirus, este comenzaba a causar problemas graves en otros países; sin embargo, en México la autoridad aun no determinaba mayor medida de cuidado que el lavado constante de manos y el uso de gel anti bacterial.

La ciudad de Zacatecas estaba llena, los hoteles contaban con una excelente ocupación ya que era fin de semana largo y además había varias bodas en la ciudad. Yo coordinaba una de ellas, así comenzamos la callejoneada y nos topamos con varias durante el recorrido. Todo era fiesta y diversión. Al siguiente día fue la ceremonia y recepción, era una boda pequeña con temática mexicana, no faltó el mariachi, el mezcal y los antojitos. Nunca pudimos haber imaginado que, a tan solo 77 días de ese momento, la industria que realizaba ese evento iba a estar en total incertidumbre respecto a su futuro, con tantas preguntas y tan pocas respuestas.

Mi nombre es Fernanda Romo y soy coordinadora de eventos.  Comencé esta cuarentena como todos con miedo a lo que venía, deseando que mi familia estuviera bien, no era consiente de todas las implicaciones que esta pandemia traería con ella.

Pasaron los primeros días, con ellos comenzó el trabajo de informarles a los clientes que sus eventos no podrían realizarse como se había planeado y la industria de eventos comenzó una campaña a nivel nacional buscando la recalendarización de fechas y no la cancelación. Los proveedores nos encontrábamos tranquilos, si bien no era agradable sabíamos que era una medida necesaria y que estaba fuera de nuestras manos.

A los quince días de comenzar la cuarentena recibí una llamada de mi florista, para esas fechas se estaría llevando a cabo el primer evento que fue postergado, pidiéndome apoyo para cubrir sus nóminas de esa semana. De su empresa dependen nueve familias.

Esta sería la primera de muchas empresas y las primeras familias que me enteré estaban en riesgo por la contingencia. Conforme el tiempo iba pasando estas llamadas fueron aumentando. Así como proveedores de todo tipo ofreciendo sus servicios, descuentos, promociones para así lograr mantener sus empresas.

Nosotros mismos ya estábamos en una situación incómoda, es importante mencionar que en la industria de eventos sociales del estado los meses de enero y febrero son realmente malos, así que estamos enfrentándonos a una crisis sin precedentes en nuestra peor época.

En ese momento para mi dejó de ser un tema solo de preocupación, sabía que tenía que ocuparme, hacer algo respecto de las dudas y la incertidumbre. Así descubrí que éramos muchos que pensábamos de igual manera y que varios ya habían iniciado acciones al respecto. Me uní a un grupo de empresarios y personas en el ramo de recintos de eventos, hasta este momento hemos tenido diversas reuniones virtuales y pláticas del tema.

Conforme se acercaba la fecha del final de la cuarentena aumentaban las dudas ya que nos dimos cuenta de que el tema de eventos sociales no estaba en la agenda de las autoridades.

Sabíamos que éramos muchas las personas afectadas en la industria y que teníamos que unirnos para dar a conocer el peso de este sector, donde las empresas están siendo afectadas y los empleos puestos en riesgo debido a la situación. Así es como de este grupo de representantes de recintos de eventos nace la iniciativa de crear un gremio para que de la mano de las autoridades podamos realizar las labores necesarias -respecto a protocolos y seguridad- para re aperturar lo antes posible nuestras instalaciones y de esta manera reactivar la industria.

El día 22 de Mayo comenzamos un registro en una página de Facebook (Gremio de Eventos Sociales Zacatecas) abierto a todos los proveedores de eventos sociales del estado, hasta este momento van registradas más de 250 empresas en las que más de 2,000 familias se han visto afectadas.

Se han registrado ramas como: fotógrafos, videógrafos, coreógrafos, accesorios de fiesta, pirotecnia, renta de vestidos, cabina de fotos, juegos infantiles, agrupaciones musicales, florerías, servicios de alimentos, estéticas, servicios de bebidas, cantantes, viajes, recintos de eventos, organizadores de eventos, meseros, djs, invitaciones, impresos, audio, video, iluminación, renta de equipo y mobiliario.

Estoy encargada del registro y es así como de manera voluntaria he leído y capturado a cada empresa/persona que se ha integrado a la iniciativa durante estos 10 días.

Se registró “Don A” que con sus más de 70 años aún labora como mesero por su cuenta y lleva más de tres meses sin atender un evento, no cuenta con más ingresos, sus hijos le llevaron una despensa en este tiempo y algunas personas que lo contratan le han conseguido otras, vive en un cuarto de una vecindad. Se siente realmente desesperado, más que comida necesita salir y sentirse útil. Esta cuarentena le ha traído una gran depresión.

También se registró el “Sr. B” con una empresa importante en el estado de renta de equipo quien con tantos años de experiencia nunca se habían enfrentado a una situación tan complicada. Saben que saldrán adelante pero con la cuarentena tuvieron que despedirse de varios miembros de su equipo.

Otros compañeros se registraron con servicios de alimentos, les esperaba un excelente año; tenían una agenda llena de eventos y por esto adquirieron equipos con préstamos. Hoy se enfrentan a una agenda pospuesta sin fecha definida y deudas por pagar.

La Sra. C que es especialista en graduaciones se enfrenta a alumnos que no quieren esperar y quieren su dinero de vuelta (su contrato la protege) si tuviera que regresarles el dinero su empresa estaría en quiebra.

Finalmente platicaré de la pareja D, ellos tienen un salón de eventos, han leído toda la información disponible de protocolos, entienden que tienen que equiparse pero esto requiere de una inversión grande que en este momento no están en posibilidad de realizar. Están dispuestos a pedir un préstamo, pero nada les da certeza de que podrán abrir su lugar.

Por todo lo anterior el día 27 de Mayo se le envío un documento al Gobernador del estado y copia a los presidentes municipales de Zacatecas y Guadalupe.  En ellos se les pide se establezcan mesas de trabajo para tocar el tema y darle certidumbre al sector, se requiere apoyo y capacitación. Hasta el momento el municipio de Guadalupe es el único que se ha puesto en contacto, esperemos en estos días lo hagan las demás autoridades y podamos comenzar a trabajar todos juntos para lograr en su momento la reactivación de la industria de manera eficaz y segura.

Soy muy consiente que la autoridad no ha permitido que se lleven a cabo eventos sociales por que la circunstancias aún son complicadas y no es el momento oportuno. Sin embargo, también sé que todo evento conlleva una preparación, ante esta contingencia requeriremos un equipamiento y capacitación adecuados en los que se podría comenzar a trabajar, para que llegado el momento podamos reactivarnos de manera inmediata con todo lo que esto conlleve.

Los eventos sociales no se contratan y realizan de un día para otro, requieren tiempo, por lo que un poco de certidumbre nos permitirá comenzar a trabajar en fechas futuras, ojalá todas las acciones realizadas puedan llevarnos a encontrar las mejores soluciones.

Si de algo estoy segura es que saldremos adelante, porque esta pandemia logró algo único que fue la unión de toda una industria del estado para lograr que nadie se quede atrás en esta crisis. Todos estamos juntos porque juntos vamos a lograrlo. ¿Por qué? PORQUE JUNTOS SOMOS MAS FUERTES Y ESTAREMOS LISTOS PARA ESTA NUEVA REALIDAD PARA LA QUE EVOLUCIONAREMOS. SEREMOS MEJORES Y ESTAREMOS MEJOR PREPARADOS PARA ENFRENTARNOS A LOS NUEVOS RETOS.

En lo personal a lo largo de la cuarentena decidí de la mano de mis clientes cambiar la mayoría de los eventos hasta el próximo año. Estoy preparándome para esta nueva realidad por lo que comencé una certificación además de estar atenta a lo que dicen las autoridades y expertos sobre el  tema.

Sé que de esta crisis surgirán nuevas oportunidades de crecimiento y las agradezco.

Espero la gente se quede en casa y esto se pueda controlar, debemos ser responsables, es mucho lo que está en la mesa y es un tema con el que no se debe jugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *