“Necesitamos ayudar al personal de salud”, clama médico tras muerte de su padre por COVID-19

Jesús Enrique Grajeda Martínez, hijo del secretario de salud de Chihuahua Jesús Enrique Grajeda Herrera, fallecido tras padecer COVID-19 pidió que se ayude en el País al personal de salud que cada vez está más agotado.

Por Ágora Digital/// Redacción

  • Destaca gobernador Javier Corral entrega del Secretario de Salud estatal Jesús Enrique Grajeda Herrera al servicio de las personas que más lo necesitaban como profesional y funcionario público.
  • El gobierno del estado de Chihuahua reporta 7,542 casos confirmados de la COVID-19 y 869 defunciones
  • En México hay fallecido 248 profesionales de la salud, según estimaciones de Amnistía Internacional al 13 de Julio. “Cuando la pandemia de Covid-19 aún se está acelerando en el mundo, instamos a los gobiernos a que empiecen a tomarse en serio las vidas del personal sanitario y de los trabajadores y trabajadoras esenciales”, señala la organización

Chihuahua,(27-07-2020).- “La muerte de mi padre nos debe servir como un ejemplo para saber que todas las personas y trabajadores de la salud que han muerto (en Chihuahua y el resto del País) y los que están poniendo su vida en riesgo para servir a la población y sacar adelante este problema, tienen que ser reconocidos, tienen que ser ayudados, tienen que ser apoyados”, dijo el doctor Jesús Enrique Grajeda Martínez, hijo del Secretario de Salud de Chihuahua Jesús Enrique Grajeda, quien falleció el domingo a causa de la COVID-19.

Durante el homenaje póstumo de este lunes al Secretario de Salud, encabezado por el gobernador Javier Corral, Grajeda Martínez recordó que tras 152 días de pandemia en el País y 134 en Chihuahua el personal de salud está agotado.

“Parece que ya se nos está olvidando que ahí está el personal de salud ya muy agotado, arriesgando su vida”, recordó.

En Chihuahua, han muerto en total 18 personas trabajadoras y trabajadores del sector salud.

“A mi papá le tocó afrontar esta crisis sin precedentes, trabajando, como le gustaba, enfermó como tantos otros trabajadores de la salud a los cuales siempre reconoció y pugnó para que tuvieran todas las condiciones, medidas de protección e incentivos económicos para que pudieran librar esta batalla, siempre le parecieron insuficientes”, señaló Grajeda Martínez.

Durante la ceremonia el Gobernador Javier Corral anunció que como tributo permanente, el Hospital Central Universitario llevará el nombre del doctor Jesús Enrique Grajeda Herrera.

El gobernador indicó que la inclusión de su nombre al inmueble se realiza por el ejemplo del deber cumplido hasta el final de sus días, que debe asumirse en la conducta familiar, social y comunitaria.

“Yo sabía del carácter y profesionalismo del doctor Grajeda, por eso pensé en invitarlo a la Secretaría de Salud, lo vi entusiasta, contento y emocionado – si le puedo servir a Chihuahua cuente conmigo- recordó el gobernador le dijo el médico cuando lo invitó a su gabinete.

El gobernador recordó que la COVID-19 ha cobrado la vida de 18 trabajadores de la salud entre enfermeras, enfermeros, médicos, especialistas, intensivistas y camilleros.

“En Chihuahua hemos llevado a cabo acciones para este personal a quienes hemos llamado héroes de la salud, muy cansados están muchos, literalmente agotados, nuestro personal de laboratorio tiene que procesar cientos de pruebas, es un personal agotado frente a una sociedad que ha vuelto a salir a la calle, desesperada por el encierro , pero con poca conciencia de la responsabilidad de las medidas de sana distancia que debemos de guardar”, dijo.

Como parte de la despedida a Grajeda, se le rindió un homenaje también frente a las instalaciones de Salud, con un pase de ambulancias.

El 6 de julio Corral informó que Grajeda había sido hospitalizado luego de haber resultado positivo a Covid-19 días antes y el domingo, el Gobernador informó que había fallecido por la mañana.

El doctor Jesús Enrique Grajeda Martínez, hijo del Secretario de Salud agradeció al personal de salud que atendió a su padre luego que se le diagnosticó la COVID -19.

“Sus enfermeras lo cuidaron como si fuera su padre, técnicos de rayos x, químicos, personal de intendencia que entran a ésas áreas no cesan en su labor y no dejaron de atenderlo”, reconoció.

El gobernador Javier Corral en el homanaje póstumo al doctor Jesús Enrique Grajeda Herrera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *