Claustrofobia

Ilustración/// Cath Zúñiga

Por Claudia Gomes da Cunha /// Ilistración Cath Zúñiga

No ha sido fácil. Todo duele, todo es incierto.

Tampoco ha sido tan difícil, si se pone en perspectiva. No estoy en la peor situación. Como ya estudiaba a distancia y trabajaba desde casa no tuve que hacer muchos cambios en mi vida.

El factor más agravante es el todo. Brasil está en caos en muchos aspectos. Lo más doloroso es que una gran parte de la población no puede entender lo que está sucediendo. Hace días tuve que salir a resolver un problema que no podía solucionar desde casa. Estaba esperando, solitaria, con el guardia de seguridad del lugar, ambos usando máscaras y manteniendo distancia. El guardia de seguridad inició una conversación y, en cierto momento, escuché el siguiente argumento:

-¿Pero usted está de acuerdo en que es una exageración? Si la persona tiene neumonía, o cáncer, y se contagia de coronavirus, no muere por el coronavirus, pero dicen que se muere de coronavirus. Ahora está de moda morir de coronavirus.

Traté de explicarle que estas personas son parte del grupo de riesgo y que el virus las hace más vulnerables y aumenta el grado de letalidad. Pero no entendió, porque había visto un video en WhatsApp que era muy claro sobre esta exageración de muertes. Según él, es una mentira. Una víctima más de las fake news. Mientras escribo, ya hay más de veinte mil muertos en este país. Y la cuarentena, que ya lleva dos meses, está a punto de terminar.

Mientras algunos de nosotros estamos sufriendo con el síndrome de pánico por miedo a contraer el virus por temor a que mueran los miembros de nuestra familia, por otro lado hay desidia y negligencia respecto a el cuidado contra el covid y queda claro cuando escucho a los vecinos bolsonaristas festejando en las calles del barrio donde vivo.

Este desprecio se debe a la política caótica y fascista del país que manipula a las masas y deja el pueblo a la deriva. Si el escenario socio-político ya es notoriamente inseguro, el desacuerdo entre el (dis)Presidente y los gobernadores estatales, además de la falta de ministros permanentes en el gobierno para realizar un trabajo de contención progresiva, solo hacen que está situación se torne más confundida y problemática. Sí, pues lo (dis)Presidente está en contra la cuarentena los gobernadores estatales están a favor.

Ellos pasan información contradictoria a la gente. Además, estamos en el medio de la pandemia y cambiamos tres veces el ministro de salud. Digo esto porque, en esta cuarentena, ese contexto hace que todo sea más intenso.

En casa, la ansiedad aumenta, el estrés se intensifica y la televisión y la internet, nuestros escapes, ventanas de otros escenarios, nos dejan más tensos y angustiados.

La solución inmediata es alienarse para tener salud mental, no puedes seguir todas las noticias a profundidad. Es necesario ver al gobierno actual como un barco que se hunde, pero ignorar que estamos en el bote que ellos conducen. Ignorando que el país está siendo desmantelado, que el Amazonas está siendo destruido, que los indios están siendo exterminados, que los anuncios publicitarios inútiles del gobierno solo muestran personas blancas en un país donde el 60% de la población es negra.

La economía está al borde del colapso, los brasileños se están convirtiendo en marginados en el extranjero porque son asociados con el patético (dis)Presidente que fue puesto allí por la mayoría de la población. No por mi voto, #elenão.

Ignorando todos estos eventos, podemos reír nerviosamente, hacer memes y contar los desastres del gobierno entre risas y lágrimas. A veces encontramos la fuerza para gritar, pelear, fuertes activistas del sofá. Siento que estamos perdidos.

Pensé que mi rutina no iba a cambiar mucho, sin embargo, el contacto virtual ha sido muy intenso. Necesito apagar mi celular para poder trabajar, ya que las personas no dejan de hacer lives, de enviar mensajes. Se están construyendo muchas cosas increíbles en este ocio creativo, mucha innovación. Lo que nos presiona a ser productivos.

Quizás deberíamos preocuparnos por respirar mejor, comer adecuadamente y mantener la cordura. Nunca ha habido tantos cursos gratuitos en Internet y la ansiedad de hacerlos todos es muy grande. ¿Cómo seguir tantos contenidos?

Soy un artista multipotencial. escribo, principalmente, guiones y contenido para internet, pero también soy cuentacuentos, ceremonialista, etc. Todo mi trabajo fue cancelado durante la cuarentena. Tuve que reinventarme muy rápido. ¿Cómo sobrevivir financieramente? He vislumbrado mi solución en internet, pero sé que más del 30% de los brasileños no tiene acceso a esta. También tengo que dormir sabiendo estas diferencias, sabiendo que si es difícil para mí, imagina para aquellos que están en las condiciones más complicadas.

Por supuesto, hay muchas cosas bonitas que pasan en medio de la muerte y el caos. Son las flores las que insisten en crecer en las grietas del cemento. Hay personas que se unen para ayudarse mutuamente, hay una creciente sensación de colectividad. También en aumento, hay desigualdad social.

He tenido dos episodios de ansiedad. Los pensamientos que no se detienen, se repiten en bucle, como una búsqueda para una solución inmediata y, ante la imposibilidad, la desesperación. Hay dificultad para respirar, manos sudorosas, migraña. Mi solución para el control es permanecer en el presente, pero pensar en el futuro.

Cómo crear caminos con las nuevas oportunidades que surgirán en este nuevo mundo. Espero que haya algo dormido en este país y que se despierte, para que exista un mañana. Así que me concentro en esa posibilidad y sigo adelante.

Trato de reflexionar sobre el aspecto de la transformación, trato de ver el escenario global para tener una mirada externa, una mirada extraña, casi extraterrestre, pero el sentimiento de claustrofobia y asfixia continúa. El virus pasará, pero ¿a cuántas personas habrá tomado? ¿Cuántos podrían haber sobrevivido con las medidas correctas? ¿Cuánto tiempo antes de que caiga el (dis)Presidente? ¿Cuánto tiempo pasará antes de que el país se haya recuperado de este desmantelamiento? ¿Cuánto tiempo nos llevará volver a levantar la cabeza?

Hay más muertes en Brasil porque hay más de un virus. Además de Covid 19, el virus de la ignorancia se difundió ampliamente.

Hago ejercicio por la mañana, tomo café, juego con mis gatos, riego las plantas, cultivo la fe y la esperanza y me conecto con otras personas a través de las redes sociales. Día tras día, como puedo, me quedo en casa.

SOBRE MI:

CLAUDIA GOMES DA CUNHA nació el 2 de agosto de 1984 en el municipio de Vila Velha, en el estado de Espírito Santo, Brasil. Guionista, graduada en guión cinematográfico por la ECDR (Escola de Cinema Darcy Ribeiro), también trabaja en otras áreas de la escritura que implican la creación y storytelling.

En 2019 fueron lanzados en la televisión dos de sus trabajos como guionista: “Lincoln, o mago do pop” y “Pela Fechadura”. Es autora de los libros “Mariazinha em verso & prosa”, “Sarau da Mariazinha”, “Cordel da Mariazinha” y “Hecatombe Hipotética”.

En 2006, fue premiada en el 1er Concurso de Literatura Apolo, en el concurso nacional de poesía de ABEPL (Associação Brasileira de Estudos e Pesquisas Literárias)  y en el concurso de la ciudad de Porto Alegre / RS “Historias de trabajo”. A pesar de no estar asociada con ninguna institución específica, generalmente fomenta la lectura en proyectos en áreas periféricas de Río de Janeiro a través de la narración y la intermediación de lectura.

Redes sociales:

https://www.instagram.com/claudiagomesdac/

https://www.linkedin.com/in/claudia-gomes-da-cunha-6182a8a0/https://medium.com/@claudiagomesdac

ALGUNOS LINKS:

Memorial online de las víctimas de Covid 19 en Brasil:

https://inumeraveis.com.br

Lista de declaraciones y actos absurdos del actual (dis) Presidente de Brasil:

https://www.aosfatos.org/todas-as-declarações-de-bolsonaro/

Serie de cómics “Confinada”, sobre desigualdades sociales:

https://www.instagram.com/leandro_assis_ilustra/

Real y didáctico sobre todo esto es la cuarta temporada del programa “Greg News” de HBO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *