Sana distancia vs cercanía emocional

Agustina Canamero, 81, y Pascual Pérez, 84, abrazo y beso a través de una pantalla de plástico para evitar contraer el nuevo coronavirus en un asilo de ancianos en Barcelona, España, 22 de junio de 2020. Incluso cuando se trata de plástico, un abrazo puede transmitir ternura y alivio, amor y devoción. AP Foto / Emilio Morenatti

Por Manuel Medina Castro/// Ágora Digital

  • Especialista recomienda que ante sana distancia para evitar contagios de la COVID-19 fomentemos la cercanía emocional con nuestros seres queridos, que nos permitirá fortalecernos en estos tiempos adversos

Zacatecas, (04-07-2020).- La problemática de salud y económica que ha generado el virus de la COVID-19, provoca en las personas trastornos psicológicos, los más frecuentes: la ansiedad, depresión, hipocondriasis  y los trastornos obsesivos compulsivos que no distinguen sexo, edad, o estatus social, pega a todos y todas.

La psicóloga clínica Kathia Fernández de Santiago, comentó en entrevista que, el aislamiento entre las personas, como medida de prevención para evitar contagios de COVID-19, ha ocasionado que se generen o incrementen los trastornos psicológicos, ya que, “los humanos somos completamente sociales por naturaleza y la pandemia rompió con todo lo que acostumbrábamos”.

Explicó que, la ansiedad es uno de los trastornos más notorios, debido a la incertidumbre y los pensamientos negativos que se pueden presentar con mayor intensidad por la falta de estructura diaria.

Así el desorden diario afecta en nuestros hábitos de sueño y alimentación.

Y estar de manera recurrente ante la pantalla del celular, computadora o televisión, puede provocar el consumo y abuso de substancias psicoactivas.

“Es frecuente que se presenten síntomas de depresión con sensación de pérdida de control y dificultad o incluso imposibilidad para motivarse, pensamientos pesimistas y pensamientos relacionados con la muerte, además de pérdida o aumento de peso y sueño excesivo o presencia de insomnio”, dijo Kathia Fernández en entrevista.

La especialista explica que para presentar depresión se necesitan de varios factores que dependen de la personalidad del paciente, de los factores biológicos, ya que hay alteración en el funcionamiento cerebral o hay alteración en neurotransmisores.

Otro de los factores más comunes que detonan situaciones de aislam iento como el que vivimos es la hipocondriasis, que ocurre cuando las personas somatizan y empiezan a creer que tienen síntomas de la COVID-19, cuando en realidad no la padecen.

“Esto se da porque las personas tienen un conflicto emocional que le está generando angustia o ansiedad y lo desplazan hacia el sufrimiento de síntomas físicos”, señala la psicóloga.

También, se presentan los trastornos obsesivos compulsivos que, por las mayores medidas de higiene que se han implementado para prevenir contagios del virus, pudieran ocasionar que estos trastornos se intensifiquen o se desarrollen en las personas para tener un mayor control de la limpieza, comentó la psicóloga clínica.

Para evitar estos padecimientos, se debe buscar el acercamiento emocional con los familiares y amigos, aprovechando los medios que ahora existen, como el teléfono y las diferentes redes sociales, nos hemos distanciado socialmente, pero no debe ser emocionalmente”.

La especialista sugiere delimitar, muy bien, nuestras fuentes de información para no generar angustias, pues “tenemos mucha información por todos lados y no todas son confiables”.

También se recomienda encontrar estrategias de afrontamiento, es decir; encontrar actividades de nuestro agrado que nos ayuden a sobrellevar la situación.

“Por el aislamiento, hay gente que no puede salir de su casa completamente, por lo que en estos casos es muy importante mantener una estructura de tu día, a la mejor no de una manera tan estricta, pero sí tener un plan de lo que tienes que hacer en el día para no sentirnos abrumados emocionalmente” añadió.

Además sugiere implementar actividades al aire libre, en el patio de tu casa, no descuidar la actividad física, la meditación, e incluso la lectura de libros de tu agrado, pues éstas acciones está comprobado te ayudarán a generar bienestar emocional”.

Si ya se tienen estos padecimientos y son de una manera discapacitante, dijo, hay que buscar la atención de especialistas en salud mental.

Kathia Fernández, es parte del equipo de especialistas de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) que atiende a las personas que tienen complicaciones derivadas de la pandemia.

En muchas ocasione, refirió las personas tenemos una gran capacidad de resilencia, o adaptación.

Sin embargo, en problemas que no vivimos con frecuencia, como lo que está sucediendo con la pandemia, las cosas salen de control. “Es entonces cuando se recomienda acudir con los especialistas y las diferentes instituciones que brindan ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *