“¿Dónde está el cadáver?”, reclama familia de enfermera fallecida por COVID-19 en el ISSSTE

Con cubrebocas blanco enmedio (lentes) Raquel Torres Rodríguez, orilla tercer plano. también con cubrebocas blanco Adalia Torres Rofríguez, primer plano Norma Castorena. Foto: Alejandro Ortega La Jornada Zacatecas

Por Gerardo Romo/// Ágora Digital

  • Viola ISSSTE protocolo  bajo principios de dignidad, trato humano y comprensivo a los familiares de personas fallecidas por COVID-19 establecido por la Secretaría de Salud Federal.
  • Al confirmarse fallecimiento por COVID-19 un solo familiar responsable deberá ingresar a identificar el cuerpo con las medidas de protección establecidas, sin tener contacto físico con el cuerpo ni con superficies y áreas donde se ubica. Se debe introducir el cuerpo lo más pronto posible en una bolsa especial impermeable que será cerrada y sellada; no podrá ser abierta bajo ninguna circunstancia
  • La enfermera Yessenia Torres Rodríguez falleció el domingo 26 de julio en el Hospital General del ISSSTE en la capital, cuando sus familiares fueron a identificar el cuerpo al anfiteatro, ya no estaba y se ignora su paradero ni tampoco se sabe quién lo entregó a la funeraria para su incineración

Zacatecas,(29-07-2020).- Raquel y Adalia Torres Rodríguez, hermanas de la enfermera Esthela Yessenia Torres Rodríguez, fallecida a consecuencia de la Covid-19 el domingo 26 de julio denunciaron negligencia del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pues a 4 días del fallecimiento, ignoran donde está su cuerpo sin vida.

Tanto las hermanas como el bogado de la familia reprocharon que el ISSSTE no siguió el protocolo de entrega de cadáveres, pues el cuerpo de Yessenia Torres Rodríguez, presumen, fue entregado a otra familia.

El hecho derivó que las afectadas interpusieran una demanda en la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas (FGJEZ) y una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ).

“El domingo 26 mi hermana falleció, nos avisó el médico que la atendió, fuimos al anfiteatro a reconocer el cuerpo y ya no estaba, el director del hospital general del ISSSTE René Padilla, entró al lugar y reconoció que no estaba el cuerpo, que había un error, nos dijo que le diéramos tiempo de investigar y 5 horas después dijo que hubo un cambio de cadáveres con otra familia”, explicó Raquel Torres Rodríguez, hermana de la enfermera fallecida.

“Nosotras nos preguntamos dónde está el cadaver de mi hermana, lo que no queremos es que se vuelva a repetir una negligencia como esta a otras personas y se sepa quiénes fueron los responsables, tenemos mucho dolor porque mi hermana murió sin que pudiéramos verla y todavía tenemos que pasar por esto”, comentó Raquel Torres.

Aldo Soto, abogado de la familia reprochó que el ISSSTE no siguió el protocolo para ,manejo de cadáveres por la COVID-19.

“Esto evidencia que el ISSSTE no siguió ni tiene claro el protocolo, creemos que no es posible que una funeraria se llevara el cuerpo de Yessenia sin previamente identificarlo, sabemos que el personal está cansado, pero esto no debe ocurrir, para estar seguros de manera privada el personal debiera tomar una fotografía de la persona, enviarla a los familiares para que ellos tengan la certeza de que las cenizas que reciben son realmente de su familiar”, sugirió.

Las hermanas de Yessenia, que también son enfermeras del sector salud como ella señalaron que quieren saber dónde esta el cuerpo de su hermana y que se les dé certeza de que las cenizas que puedan recibir efectivamente sean las de ella.

“Dentro de este dolor queremos agradecer a los médicos especialistas, enfermeras y personal que estuvieron al lado de nuestra hermana durante el tiempo que estvo hospitalizada”, señaló Raquel Torres.

...Y Fiscalía las discrimina.

Raquel Torres narró además que la Fiscalía General de Justicia del Estado se negó a levantar la denuncia contra el ISSSTE por la desaparición del cuerpo de su hermana por ser una familiar de una persona que murió por COVID-19.

“La persona que me atendió en la fiscalía me preguntó de qué murió mi hermana, le dije que de COVID-19, me respondió que de ser así yo no tendría que estar en la fiscalía sino en mi casa y se negó a hacer el trámite para la denuncia”, dijo.

Fue entonces que la familia de Yesennia acudió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y apenas ayer martes, fue levantada la denuncia por la fiscalía.

Los familiares de la enfermera Yesennia Torres Rodríguez son acompañadas en este proceso por Norma Castorena secretaria general de la sección 39 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), quien aseguró que el personal del ISSSTE en Zacatecas está abandonado por las autoridades federales ante esta pandemia.

“El personal no tiene equipo suficiente y de buena calidad, además sólo a 2 de cada 10 trabajadores de la salud se les aplica la prueba PCR para detectar si son positivos al virus SARS-CoV-2, tenemos que estar mendingando por pruebas para el personal porque no hay”, señaló.

Y exigió al director del hospital general René Padilla explique realmente lo que ocurrió con el cuerpo de Yesenia Torres Rodríguez.

“Después de que el director hizo su supuesta investigación de 5 horas en la que reconoció que hubo un error y no saben lo que pasó con el cuerpo de nuestra compañera Yessenia, las autoridades del hospital no han vuelto a tener contacto con sus familiares”, reprochó.

Sara de Santiago, responsable de comunicación social en el ISSSTE de Zacatecas informó que por ahora la institución no dará una versión de los hechos hasta en tanto el director del hospital General del ISSSTE René Padilla entregue un informe de lo ocurrido con el cuerpo de la enfermera Yessenia Torres Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *