Canta Alex Lora a los políticos “huachiculeros”.

Por Gerardo Romo/// Ágora Digital.

Zacatecas.- Alex Lora dedicó su concierto a la paz y a los políticos “huachiculeros”. Poco antes de las 9 de la noche  salió  al escenario, cantó sus clásicos y explotó con al menos un centenar de mentadas de madre. y su tradicional….¡¡¡con huevosssssssssssssss!!!, para pedir a la raza se encendiera.Fue una noche de catarsis para los más de 12 mil asistentes. Lora salió de inicio con una máscara que le cubría la mitad del rostro. ¿Le habrán partido la madre?, se escuchó la pregunta entre el público.

Pero luego de 4 rolas, Lora se desenmascaró, para ser el de siempre, aguerrido, entregado con la banda, irreverente, cabrón, con su voz más que aguardientosa y su estilo único, que le ha permitido sobrevivir en el escenario sus primeros 50 años. ¡Ahora todo vale madre por el pinche huachicol!, cantó Lora…. “Todos los políticos, son huachiculeeeros, todos los políticos son huachiculeros!, siguió y la banda se encendió, cantando a coro la rola a modo de consigna.

Y la raza gritó y repitió una y otra vez la consigna, con ganas de que se escuchara hasta Palacio Nacional, como lo pidió el rockero que le canta y escucha a los presos, como aquel que le contó su historia hace muuuchos años con la que compuso “Pamela”, la niña de 2 años a la que su madre asesinó en venganza contra el esposo encarcelado.

En el Multifiro de la feria el aire que se respiraba, era el de la mota. cómo no, también el de la indignación por los feminicidios y la nostalgia por los que ya no están con nosotros y que detonó se cantara a todo pulmón “Cuando tú no estás”, que en esta ocasión llevó una dedicatoria especial para Celso Piña y Francisco Toledo, ambos artistas revolucionarios, que recientemente fallecieron.Al vocalista del Alex Lora aprovechó para recordar que un 12 de septiembre de 1971 conoció en Avándaro, a su domadora Chela Lora, con quien ha compartido vida y rock and roll durante 48 años.


Entre el público se mezclaron diferentes generaciones, abuelos con sus hijos y nietos, los más pequeños, algunos de cuatro o cinco años, montados en los hombros de los mayores, con chamarras de cuero y pañoletas en la cabeza.

El autor de clásicos cómo Pobre Soñador, Las Piedras Rodantes y Niños sin amor, dedicó el concierto a ellos, loe nuevos rockeros que vienen para seguir el camino de este género.

De pronto Lora sacó una máscara de Donald Trump. Y le compuso una rola con de 4 palabras a todo pulmón… ¡¡¡Chingas a tu madre!!!!, y la raza respondió a coro. Bendita catarsis.

Y así se fueron 170 minutos de rockanrolear, entre vendedores de cheve en sus cubetas, parejas que se besaban a la menor provocación y recolectores de latas de cervezas que las había en varios miles, vaya que corrió la chela, pero sobre todo, una energía especial, la del rock que libera y toca tambien por qué no, la fibra de la conciencia, al menos en la esfera universal de El Tri de México. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *