Alfredo Femat y la sonrisa del “yo”.

Por Gerardo Romo /// Ágora Digital

  • -El diputado federal presentó su primer informe legislativo de su labor en San Lázaro en el teatro Fernando Calderón.
  • Destaca acercamiento con más de 40 embajadores de todo el mundo
  • Y gestiones por más de 2 mil 400 mdp para 10 universidades en crisis financieras.

Zacatecas.- El diputado Alfredo Femat disfrutó su día, no dejó de sonreír.

Y cómo no si a su primer informe legislativo acudieron políticos de todos colores, morenos, priístas verde ecologistas y dos que quieren ser gobernadores David Monreal y Adolfo Bonilla, junto a una tercera aspirante, la también petista Geovana Bañuelos coordinadora de ésa fracción en el Senado.

La pasarela estuvo en grande, apareció también el hombre del dinero en la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuellar ante quien desfilan alcaldes y gobernadores en busca de una lanita extra, pues en tiempos de recesión, lo que caiga es bueno y más cuando en 2020 el panorama vendrá mucho peor a decir de los afectados y de las propias estimaciones financieras mundiales y nacionales.

Hizo acto de presencia hasta el cantante de la Banda Jerez y ex candidato a la gubernatura en 2016 Marco Flores.

En medio de la fiesta, el diputado Femat se puso serio y al dar su mensaje planteó que la Cuarta Transformación tiene sólo 2 caminos -y no es novela- ” O nos refundamos o nos hundimos”, dijo.

Serio, en la tercera fila, el doctor Arturo Huerta, principal asesor de la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo en San Lázaro y uno de los más críticos ante lo que considera la política asistencialista “fallida” del Presidente de México, miraba a su amigo ex rector con atención, casi sin parpadear, pues no hacerlo, es prácticamente imposible.

Femat también tuvo entre sus invitados a dos de sus alfiles, Antonio Guzmán, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ) y Rubén Ibarra Reyes, secretario general de la institución y por quien Femat hace promoción permanente por debajo de la mesa y abiertamente para que sea sucesor de Guzmán en la rectoría y así todo quede en manos del mismo grupo hegemónico, como en familia, al menos eso aseguran quienes han asistido a esos cónclaves universitarios.

“He podido gestionar para la BUAZ 250 millones de pesos”, presumió el legislador. Así ante un quórum de políticos multicolores le dijo a su mano izquierda lo que hizo su derecha, discretamente.

Y fue más allá, pues aseguró que él consiguió para las 10 universidades públicas en crisis financiera 2 mil 400 millones de pesos. ¡Bravo legislador!, le dijeron entre el público.

Y tampoco faltó entre los presentes, el hombre fuerte, el del dinero en la Cámara de Diputados federal, Alfonso Ramírez Cuellar, ante quien desfilan alcaldes y gobernadores en busca de una lanita extra, pues en tiempos de recesión, lo que caiga es bueno, aunque en 2020, el panorama vendrá mucho peor a decir de los afectados y de las propias estimaciones financieras mundiales y nacionales.

El ex rector de la BUAZ se reunió con más de 40 embajadores de Asia, África, Europa y América, ante quienes se han abierto desde grupos de amistad para fortalecer relaciones y posibilitar inversiones, también recientemente participó en San Diego en la cumbre interparlamentaria México Estados Unidos en busca de frenar el tráfico ilegal de armas de la tierra del tío Sam, a la nuestra, algo que seguramente ¡¡¡No pasará!!!, por más que políticamente se diga lo contrario, al menos de este lado del charco.

Y al final, el legislador se tomó la foto en las escalinatas del teatro Calderón con sus amigos y simpatizantes.

Sus acompañantes en el barco petista, confían que Femat, al menos podrá reelegirse en el siguiente periodo 2021-2024, si la voluntad del pueblo y la de Dios, que dicen es lo mismo, se lo permiten.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *